La seguridad, lo más imprescindible en Espectáculos Tomás

Posted by | Mayo 24, 2017 | Sin categoría | No Comments

“Ausencia de peligro o riesgo”, es la primera definición que encontramos al buscar el significado del término “Seguridad” en internet. Como segunda definición encontramos que la seguridad es igualmente la “Sensación de total confianza que se tiene en algo o alguien”.

Y sí, no hay que remitirnos a la Real Academia de la Lengua para entender éste término con el que convivimos a diario y que, muchas personas arriesgan hoy por hoy por miles de motivos que si revisamos el transfundo, no valen la pena.

Hoy hablamos especialmente de éste tema ya que es de vital importancia en cada una de las actividades que realizamos. Como empresa, tenemos no solo una responsabilidad social y ciudadana con todos nuestros clientes que confían en nuestra labor, sino también tenemos unos principios éticos que cumplir.

El pasado 8 de mayo en Caldes de Malavella municipio de la provincia de Girona hubo una serie de malas decisiones que desencadenaron una tragedia para una familia de una niña de 6 años quien perdió la vida por estar divirtiéndose en una atracción que no tenía licencia de instalación en un restaurante.*

Es muy lamentable que estos actos sucedan, no entendemos por qué arriesgar la seguridad de las personas, especialmente cuando se trata de niños. Para Espectáculos Tomás la seguridad es intocable, es un tema que no se negocia, desde que nacimos como empresa en 1989 siempre hemos tenido presente que la seguridad debe ser el aspecto más relevante que acompañe cada evento.

Por eso queremos contarles bajo qué parámetros nos regimos para actuar adecuadamente, puesto que en este tema no hay improvisaciones.

Espectáculos Tomás cumple con la normativa Europea de Seguridad UNE-EN 14960, normativa que entró en vigor en España en el año 2007. Seguimos todas las obligaciones que la normativa exige, dándole así a nuestros clientes una mayor seguridad y calidad en cada una de las actividades que realizamos tanto en España como en Europa en general.

Nuestro fin tanto como prioridad siempre estuvo pensada en la seguridad de nuestros clientes que son mayoritariamente niños entre 02 a 13 años.

Cada actividad que Espectáculos Tomás realice es revisada por un Ingeniero especializado que a su vez efectúa una revisión anual en la que certifica con la atracción montada su perfecto estado en cuanto a funcionamiento. Si por algún motivo saliese alguna anomalía ésta se corrige inmediatamente llevándola al fabricante que la construyó asegurándonos así de su perfecta reparación y su perfecto funcionamiento para su correcta utilización.

Las estructuras Hinchables siempre deben ir sujetas o ancladas de forma que nos asegure su utilización sin riesgo alguno de dar la vuelta por aire.

Igualmente, en nuestros vehículos disponemos de 1 anemómetro (Instrumento para medir la velocidad de circulación de un fluido gaseoso) para poder controlar la velocidad del viento, la normativa obliga a llevar dicho instrumento para así poder paralizar y desinflar las actividades una vez que el anemómetro nos marque 30 km por hora, velocidad máxima según normativa UNE-EN 14960.

Por otro lado, cada atracción siempre va acompañada de uno o varios monitores, según el caso. Estas personas son responsables del correcto uso de la atracción, están siempre vigilantes y siempre alerta a cada situación o imprevisto que pudiese ocurrir.

Los permisos para poder instalar dichos hinchables se obtienen teniendo todos estos aspectos que hemos mencionado al día, aspectos que, como ya hemos mencionado no son negociables, la seguridad de las personas no es un tema a negociar.

Nuestra experiencia de 28 años en el sector infantil y juvenil nos avala, nos pone en primera línea como empresa nacional, nuestros clientes son la mejor garantía de ello, y es que, más que ser una empresa somos una familia dedicada a la diversión de los niños y de las familias en general. Por eso nuestra recomendación será siempre que tengan en cuenta éstos aspectos a la hora de contratar una empresa, no sólo contraten para que los niños se diviertan, contraten para que estén seguros mientras se divierten.

*Fuente el País.com